Archivo de la categoría ‘LIBROS’

CUATRO COSAS INESCRUTABLES

cuatro_cosas_inescrutables-husseyDescargar

Un querido consiervo residente en el país vasco nos preguntó en el mes de Marzo pasado si estábamos considerando escribir otro libro. La respuesta fue que nada de eso teníamos previsto. Casi irónicamente diríamos, al día siguiente comenzó a bullir en nuestra mente la palabra inescrutable, y de las cuatro veces que aparece en las Escrituras, empezaron a brotar en abundancia cosas que nos movieron a comenzar los manuscritos de éste, nuestro
decimocuarto libro.

En primer lugar pasamos a citar los cuatro versículos en que aparece la palabra. En el Salmo 145: 3 se declara del Señor Jehová que Su grandeza es inescrutable. Lo mismo se afirma en cuanto a Sus obras en Job 5:9, a Sus caminos en Romanos 11:33 y a las riquezas del evangelio de Cristo en Efesios 3:8.
Nos tememos que muchas veces se tiene una idea aproximada del significado de una palabra determinada, pero no se la comprende en todo su sentido y alcance. En un tomo que contiene antónimos y sinónimos hemos 11 encontrado los siguientes vocablos presentados como del mismo significado: incognoscible, impenetrable, indescifrable e insondable.

Con todo, al tratar de explicar y definir lo que resulta inescrutable, nos tomamos un atrevimiento muy grande: el de prescindir de toda explicación y definición dada por los diccionarios. Antes de dar el por qué nos apresuramos a aclarar que a lo largo de nuestra vida hemos hecho un buen uso de
varios diccionarios, entre ellos el ilustrado de Sopena, en su cuarta edición de 1930, el Usual de la lengua española de
Larousse, y en alguna menor medida el de María Moliner y el de la Real Academia Española. En inglés nos hemos valido del ChambersTwentieth Century Dictionary y el combinado de Collins y Thesaurus entre otros, todos los cuales nos han servido de forma inestimable en nuestra modesta formación, tanto para la prédica oral como para las obras que llevamos escritas.

Pero en el terreno particular que nos ocupa – lo inescrutable de un Dios, un Cristo y un Espíritu Santo de infinitud absoluta y eterna – se hace necesario echar mano de lo que nos dice y enseña la Biblia – el sagrado libro que se nos ha legado – y examinar en ella Sus obras portentosas y maravillosas, Sus caminos insondables, Sus riquezas inescrutables, y asimismo la fuente de la cual brotan todos ellos, es decir Su grandeza, también inescrutable, e increíble, esto último como a su debido tiempo veremos ampliamente ejemplificado.

Desde luego que no pretendemos hacerle plena justicia a toda esa grandeza. El mero hecho de que somos finitos y 12 de recursos limitados, hace que nos resulte imposible describir cabalmente lo que es infinito e ilimitado. Con todo, buscando humildemente la guía e inspiración de lo alto, procuraremos ir plasmando lo que hemos ido aprendiendo en el correr de no pocas décadas, para presentar nuestro pequeño cuadro – digámoslo así – de la grandeza y gloria sublime de nuestro incomparable Trino Dios, y de Sus obras, caminos y riquezas.
El mismo se asemejará a una pequeña piedra o roca, en comparación y contraste con una gran montaña cuyo pico elevadísimo apenas se logra divisar. No obstante confiamos que el Señor, en Su condescendiente gracia y caridad, se digne valer del mismo para nutrir, edificar y enriquecer la vida de aquéllos a cuyas manos haya de llegar el libro.

Como hasta el presente seguiremos tratando de que se lo ofrezca a un precio tan módico, que prácticamente lo ponga al alcance de todo bolsillo. Y también como hasta el presente seguiremos destinando lo que se recaude de la venta para donar a la obra del Señor, según Él nos vaya indicando.
Finalmente, antes de adentrarnos en el vasto e inagotable tema que nos hemos propuesto, queremos dar un pequeño testimonio de lo bien que personalmente nos ha hecho y nos sigue haciendo, el saber que tenemos un Dios de semejante grandeza y perfección. Además de sentirnos altamente agraciados y llenarnos de gozo, nos comunica una seguridad y confianza absoluta de manera que podemos hacernos pleno eco de las palabras de Pablo en Filipenses 1:6 “estando persuadido de esto, que el que 13 comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.” De un Dios como el nuestro, no podemos ni debemos esperar nada menos que eso: un final precioso y perfecto.

CRISTO EN VOSOTROS LA ESPERANZA DE GLORIA

cristo-en-vosotros-husseyDescargar

Hace aproximadamente un año entregamos a la imprenta nuestra última obra titulada “Cristo,
Sabiduría de Dios.”
Con ella completamos la docena redonda, y por un tiempo se nos fue el deseo de escribir, pensando que ése ya era, o debía ser, nuestro último libro.
No obstante, en las últimas semanas ha estado latiendo y vibrando en nuestro ser el tema señalado por el título que figura arriba de una manera tal, que nos sentimos movidos a acometer la tarea de intentar dar forma a un nuevo libro que abarque, por lo menos en alguna medida, un tema tan vasto y maravilloso.
En realidad, hace algo más de diecisiete años – concretamente en Julio de 1997 – la verdad gloriosa de la morada de Cristo en nuestro corazón, nos impactó significativamente, con derivaciones y repercusiones a las cuales nos referiremos con cierto detalle en algún capítulo del libro que aquí iniciamos.
Posteriormente a esa fecha, en tal vez una o dos ocasiones, el tema, que había yacido sumergido por un 11 tiempo, volvió a aflorar en nuestro ánimo, aunque con menor intensidad.
Empero, de forma reciente el Señor se valió de la biografía de un siervo de antaño llamado Evan Henry Hopkins, para encender en nuestro espíritu un anhelo y una visión sobre el particular que sobrepasa en grado sumo cuanto hayamos vivido y experimentado en el pasado.
Para quienes el nombre de este insigne siervo de Dios resulte desconocido, acotamos que trabajando junto a muchos más, fue sin duda el hombre clave que diera forma al movimiento llamado Keswick, que responde al nombre de la población homónima situada en la muy pintoresca y hermosa región de los lagos, al Noroeste de Inglaterra.
Eso fue en el año 1874, hace ciento cuarenta y un años.
Cierto es que ese movimiento, que continúa con convenciones anuales en el mes de Julio, ha perdido mucho de su vigor y frescura iniciales, pero en sus albores alcanzó relieves maravillosos. Millares y millares de creyentes, no sólo en las convenciones de Keswick, sino también en otras partes del Reino Unido, y también en cierta medida en el extranjero, fueron revitalizados, transformados e  inmensamente enriquecidos en su vida espiritual. ´
Quizá haya que puntualizar también que lo que constituyó el eje central, valga la expresión, de la vida y el ministerio del hermano Hopkins fue la verdad de descubrir de manera viva y real la bendita morada de Cristo en el corazón.
La lectura de esa biografía nos resultó de mucha inspiración y provecho, y sirvió, como ya dijimos, para 12 encender más poderosamente en nuestra vida la gran visión de CRISTO EN NOSOTROS, la esperanza de gloria.
Con todo, debemos señalar que buena parte de las bendiciones de las cuales esos millares y millares se gozaban, personalmente ya las habíamos apropiado y experimentado unos buenos años ha.
Lo que sucedió fue que al darnos de lleno a buscar al Señor, con miras a adentrarnos profundamente – como nunca antes – en la gran verdad de la morada real de Cristo en el corazón, comenzamos a experimentar un trato de Dios de variados y diversos matices.

CRISTO SABIDURÍA DE DIOS

0000cristo-sabiduria-de-diosDescargar

Nuestro anhelo de seguir en la brecha mientras contemos con salud razonable y las fuerzas necesarias, nos impulsa a acometer la empresa de lanzar este nuevo libro, y esto no sin una buena dosis de íntima satisfacción.
La lectura del libro de Proverbios hace no mucho tiempo, nos impactó de una manera viva y fresca. Desde luego que lo habíamos leído anteriormente muchísimas veces, pero la palabra de Dios tiene esa preciosa virtud de brindarnos, por la inspiración del Espíritu Santo que es su verdadero autor, perlas, alhajas y piedras preciosas nuevas y de las más variadas, que lo bendicen y satisfacen a uno profundamente en su fuero interno.
Nos impresionó otra vez el ingenio, el acierto, la gracia, y a menudo la elegancia con que se afirman cosas de muchísimo peso e importancia, que abarcan todo el vasto espectro de la vida cristiana. Si eso es verdad en la versión en castellano a que estamos habituados, nos imaginamos que ha de ser lo propio en por lo menos la misma medida en el original hebreo en que se escribieron.
Como debe ser bien sabido por todo estudioso de la Biblia, en los primeros nueve capítulos, más allá de la sabiduría en sí, la tónica general apunta a una persona – a Cristo, la sabiduría personificada. Y todo el inmenso caudal que contienen, con muchos agregados importantes en el resto del libro, nos impresionaron de tal forma, que lo  tuvimos muy claro que ése debía ser el tema de nuestra siguiente obra.
Así, invocando la inspiración del Espíritu de vida para un trazado certero y correcto de tantas verdades y principios que se nos presentan, como así también para un desgranar claro y limpio de amonestaciones y advertencias, y de fieles y preciosas promesas, nos damos con gusto a esta nueva tarea.
Lo hacemos con profunda gratitud y temor reverencial, acompañando nuestras labores con la habitual oración de que, por la providencia divina, el libro caiga en las manos de lectores ávidos de progreso espiritual, y les sea de verdadero provecho y estímulo.
Sólo cabe agregar que, de ser así, al igual que los anteriores, habrá de ofrecerse a un precio mínimo, que lo ponga prácticamente al alcance de todo bolsillo. Con la aclaración de que, por la venta del mismo, no derivamos ningún beneficio personal, sino que cuanto se recaude se habrá de destinar a la obra del Señor, según Él nos indique.

LOS DICHOS DE JESUS

DESCARGAR

Portada: Pareja recién casados mirando hacia el futuro.

"Jamás hombre alguno ha hablado como este hombre."

¡Los dichos de Jesús!
Aunque Él no escribió ningún libro, Sus dichos han quedado inscritos y grabados en las cuatro biografías de Su persona, que nos presentan los sagrados evangelios.  A esto tenemos que agregar alguno que otro citado en las epístolas
del Nuevo Testamento, como así también un buen número de ellos que aparecen en el último libro de la Biblia, el Apocalipsis.
Algunos de ellos han quedado incorporados al lenguaje popular y corriente, como por ejemplo “la paja en el ojo ajeno y la viga en el nuestro,” “colar el mosquito y tragarse el camello,” “sepulcros blanqueados,” etc.  Pero por encima de ello, como algo de mucho más peso e importancia, está la forma maravillosa en que han sido empleados por el Espíritu Santo, como instrumentos y medios de gracia eficacísimos para bendecir y aun revolucionar las vidas de innumerables hombres y mujeres de toda raza, lengua y nación a través de los siglos. Hasta el día de hoy, a casi dos mil años de ser pronunciados, eso todavía sigue aconteciendo.
Pero Sus dichos no sólo han tenido y siguen teniendo ese maravilloso poder transformador y renovador. También contienen la enseñanza y los consejos más sabios y provechosos, para ayudarnos a conducir nuestras vidas por derroteros de paz, de cordura y de sabiduría.
Y, lo que es también muy importante, nos permiten conocer Su persona, Su carácter y Su disposición para con nosotros, los seres humanos, a través de la gama multiforme de Sus maravillosas cualidades y virtudes que nos despliegan.
Así, por el hablar de Su boca, consignado tan fiel y tan copiosamente en las Escrituras, lo vamos visualizando como el Cristo misericordioso, de amor infinito, noble y sacrificado, además del Cristo de justicia, el de la más absoluta santidad, de bondad inmensa y generosa, de valentía y hombría a carta cabal, de paz y benignidad. Al mismo tiempo, lo descubrimos como el Cristo que a Sus seguidores les impone, para su propio bien, las exigencias más estrictas para seguir en Sus pisadas, y poder ser así Sus verdaderos discípulos y siervos.
Nuestro libro no tendrá el carácter de un manual que clasifique a Sus dichos minuciosamente por tema, con un índice que señale el consejo o el remedio para cada situación o necesidad determinada.
Fieles a nuestro estilo y manera de desenvolvernos ministerialmente, nos dejamos llevar por la inspiración que ha ido brotando y fluyendo de nuestra mente y corazón.
La variedad de los muchos dichos que hemos tomado, asegura que haya sustancia y alimento para todos; nos atrevemos a resumirlo diciendo que hay, tal como reza en el subtitulo, de todo y para todos.
No obstante, para que así sea, desde luego, y como siempre, invocamos la inspiración y el hálito del Espíritu de verdad, el cual nos prometió el Maestro en Juan 16:13 que nos habría de guiar a toda verdad.

DEL ANTIGUO AL NUEVO

(Descargar)

Mientras se disipaba la oscuridad de la noche, iba caminando a las afueras del pequeño pueblo que me vio nacer en la meseta castellana. La intención en esa alborada de un caluroso verano era ver el amanecer del nuevo día, mientras buscaba la intimidad con Jesús. Andando entre los rastrojos a la orilla del río, veía los árboles que en mi infancia fueron plantados, crecidos, robustos y llenos de follaje, donde se alojaban decenas de pajarillos que saludaban los primeros rayos del día. El Señor traía a mi memoria este versículo: “La senda del justo es como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto.”

¡Qué importante descubrir ese destino en Cristo que gobierna la creación terrenal desde su inicio: creced, multiplicaos y llenad la tierra! Quiénes somos de Cristo, hemos sido llamados a experimentar al completo su promesa: “Yo he venido para que tengáis vida y vida en abundancia.”

Desde el invierno del año 1992 el autor nos ha visitado con una regularidad anual, hospedándose en nuestro hogar y ministrando la bendita Palabra en las reuniones. Sus visitas siempre han sido de refrigerio, alimento y renovación para la congregación, a la vez que han confirmado nuestras vidas en los principios eternos del Evangelio y de la persona de Cristo. Hemos sido enriquecidos por su sabiduría y pericia acumuladas a través de los años, y respaldadas por una trayectoria sin tacha, ampliamente reconocida, que a los más jóvenes nos amplía la perspectiva. Su ejemplo intachable de servicio abnegado y sacrificado a la iglesia local, reforzado por la disposición a viajar de manera incansable mientras sigue produciendo obras de manera prolija, nos admira y motiva a servir a Cristo.

Con mucha satisfacción y gratitud prologamos este octavo libro, en el que nuestro hermano Ricardo nos espolea a mantener una actitud espiritual de búsqueda intensa de las profundidades de la nueva vida en Cristo. Nos incita a que cada día estemos ávidos de perseguir la continua llenura del Espíritu. Y lo hace exprimiendo pasajes de las Escrituras conocidos por todos y comparando la vida de Juan el Bautista, como representante de lo antiguo, con la de Jesús, modelo supremo de la nueva dispensación de la gracia. Nos impulsa a redescubrir a Cristo como el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Pero a no quedarnos ahí, sino a proseguir hacia su misión completa: bautizarnos en Espíritu Santo y fuego. Nos ayuda a entender de manera original el bautismo séptuplo.

En unos días cuando la superficialidad se ha introducido en las filas de la iglesia, la pasividad en el diario caminar con Cristo y la mentalidad de espectáculo en las reuniones, el autor nos reta a vivir con una actitud de avance, progreso y superación. A cultivar los hábitos de madurez espiritual de manera sólida y vital.

Con la minuciosidad y sencillez que le caracterizan, desentraña las diferencias entre la muerte de Juan y la de Cristo, la gracia del arrepentimiento y la profundidad de la afirmación enigmática sobre Juan el Bautista: el mayor de todos sus predecesores, y el menor en el Reino de los Cielos. Compara de manera plástica y certera el nacimiento natural con el espiritual, y, con ocurrencia original y única, las siete caras del bautismo del Espíritu Santo.

Nos persuade a esforzarnos por crecer en la plenitud de la gracia, muriendo al yo y dejando que El crezca en nosotros y nuestro yo mengüe. Además nos infunde una sagrada persuasión a vivir enfocados en la gloriosa herencia de los santos en la luz, en medio de una generación sin esperanza que sólo habla del “carpe diem” y el goce egocéntrico de lo inmediato.

También incluye una exhortación a que, como Juan el Bautista, respondamos al llamado de servir en lugares que no son notorios ni concurridos, pero que están en el centro de la voluntad de Dios para nosotros. En definitiva, nos levanta a la superación espiritual en el ejercicio de una fe perfecta e inconmovible, como la de nuestro Maestro.

Oro para que mientras tú lo lees y lo meditas tranquilamente, oigas la voz poderosa de Jesús invitándote con ternura a una intimidad más profunda, mientras aguardamos con expectación inefable el glorioso día de estar siempre con El en sus moradas eternas.

Jesús Giraldo Prieto nació en un pequeño pueblo de la meseta castellana, Mazuecos de Valdeginate (Palencia) el 11 de Julio de 1959.

Sus padres le llevan al Seminario Menor Católico de Palencia, de donde pasa al Mayor y la Universidad Pontificia de Salamanca, con el deseo de prepararse para ser sacerdote misionero y hacer los votos religiosos. Sin embargo, su alma tenía muchas preguntas y una gran sed de experimentar al Cristo vivo de los evangelios. Le invitaron a asistir a las reuniones del Grupo Carismático Católico en Salamanca, donde un hermano sencillo le presentó el verdadero evangelio. Tuvo una experiencia de conversión radical, que le llevó a bautizarse en agua y salir de la Iglesia Católica. Cursó la carrera de Profesor de Primaria, especializado en Filología Inglesa en la Universidad de Salamanca. En 1981 conoció en Londres a la que ha sido su esposa por 26 años y su ayuda idónea en el ministerio. Regresó a España y se integró en la Iglesia Salem bajo el ministerio de Manuel Vidal. Mientras trabajaba como profesor de Primaria y de Inglés, se formó en el ministerio pastoral y de la enseñanza de la Palabra, dando atención pastoral a una pequeña congregación en un barrio de la capital de España durante ocho años. Contrajo matrimonio en Madrid el 8 de Enero de 1983, del que nacieron dos hijas, Ruth y Elizabeth. Además de su formación autodidacta en las Escrituras, el Señor le dio la oportunidad de prepararse en Eastern Pentecostal Bible College, en Peterborough, Canadá. Al regreso en Octubre 1990, con la colaboración sabia y eficaz de su esposa Ester, asumió el pastorado de la Iglesia Salem en Santurce y Bilbao, donde cuidan la congregación hasta hoy. Han servido en diferentes posiciones a nivel nacional dentro de su propia familia denominacional, a nivel del País Vasco y de España. Ahora están involucrados en las misiones, la plantación de iglesias y el entrenamiento de obreros, mientras siguen como pastores.

Jesús Giraldo Prieto

SE PODRÁ ADVERTIR QUE ALGUNOS MENSAJES ESTÁN REPETIDOS CON EL MISMO TÍTULO Y EL AGREGADO BIS.

ESTO ES PORQUE, SI BIEN EL HILO CONDUCTOR ES EL MISMO, EN EL NUEVO HAY IMPORTANTES PUNTOS ADICIONALES QUE CONCEPTUAMOS PUEDEN SER DE UTILIDAD Y EDFIFICACIÓN.