Archivo de febrero de 2016

CRISTO EN VOSOTROS LA ESPERANZA DE GLORIA

cristo-en-vosotros-husseyDescargar

Hace aproximadamente un año entregamos a la imprenta nuestra última obra titulada “Cristo,
Sabiduría de Dios.”
Con ella completamos la docena redonda, y por un tiempo se nos fue el deseo de escribir, pensando que ése ya era, o debía ser, nuestro último libro.
No obstante, en las últimas semanas ha estado latiendo y vibrando en nuestro ser el tema señalado por el título que figura arriba de una manera tal, que nos sentimos movidos a acometer la tarea de intentar dar forma a un nuevo libro que abarque, por lo menos en alguna medida, un tema tan vasto y maravilloso.
En realidad, hace algo más de diecisiete años – concretamente en Julio de 1997 – la verdad gloriosa de la morada de Cristo en nuestro corazón, nos impactó significativamente, con derivaciones y repercusiones a las cuales nos referiremos con cierto detalle en algún capítulo del libro que aquí iniciamos.
Posteriormente a esa fecha, en tal vez una o dos ocasiones, el tema, que había yacido sumergido por un 11 tiempo, volvió a aflorar en nuestro ánimo, aunque con menor intensidad.
Empero, de forma reciente el Señor se valió de la biografía de un siervo de antaño llamado Evan Henry Hopkins, para encender en nuestro espíritu un anhelo y una visión sobre el particular que sobrepasa en grado sumo cuanto hayamos vivido y experimentado en el pasado.
Para quienes el nombre de este insigne siervo de Dios resulte desconocido, acotamos que trabajando junto a muchos más, fue sin duda el hombre clave que diera forma al movimiento llamado Keswick, que responde al nombre de la población homónima situada en la muy pintoresca y hermosa región de los lagos, al Noroeste de Inglaterra.
Eso fue en el año 1874, hace ciento cuarenta y un años.
Cierto es que ese movimiento, que continúa con convenciones anuales en el mes de Julio, ha perdido mucho de su vigor y frescura iniciales, pero en sus albores alcanzó relieves maravillosos. Millares y millares de creyentes, no sólo en las convenciones de Keswick, sino también en otras partes del Reino Unido, y también en cierta medida en el extranjero, fueron revitalizados, transformados e  inmensamente enriquecidos en su vida espiritual. ´
Quizá haya que puntualizar también que lo que constituyó el eje central, valga la expresión, de la vida y el ministerio del hermano Hopkins fue la verdad de descubrir de manera viva y real la bendita morada de Cristo en el corazón.
La lectura de esa biografía nos resultó de mucha inspiración y provecho, y sirvió, como ya dijimos, para 12 encender más poderosamente en nuestra vida la gran visión de CRISTO EN NOSOTROS, la esperanza de gloria.
Con todo, debemos señalar que buena parte de las bendiciones de las cuales esos millares y millares se gozaban, personalmente ya las habíamos apropiado y experimentado unos buenos años ha.
Lo que sucedió fue que al darnos de lleno a buscar al Señor, con miras a adentrarnos profundamente – como nunca antes – en la gran verdad de la morada real de Cristo en el corazón, comenzamos a experimentar un trato de Dios de variados y diversos matices.

CRISTO SABIDURÍA DE DIOS

0000cristo-sabiduria-de-diosDescargar

Nuestro anhelo de seguir en la brecha mientras contemos con salud razonable y las fuerzas necesarias, nos impulsa a acometer la empresa de lanzar este nuevo libro, y esto no sin una buena dosis de íntima satisfacción.
La lectura del libro de Proverbios hace no mucho tiempo, nos impactó de una manera viva y fresca. Desde luego que lo habíamos leído anteriormente muchísimas veces, pero la palabra de Dios tiene esa preciosa virtud de brindarnos, por la inspiración del Espíritu Santo que es su verdadero autor, perlas, alhajas y piedras preciosas nuevas y de las más variadas, que lo bendicen y satisfacen a uno profundamente en su fuero interno.
Nos impresionó otra vez el ingenio, el acierto, la gracia, y a menudo la elegancia con que se afirman cosas de muchísimo peso e importancia, que abarcan todo el vasto espectro de la vida cristiana. Si eso es verdad en la versión en castellano a que estamos habituados, nos imaginamos que ha de ser lo propio en por lo menos la misma medida en el original hebreo en que se escribieron.
Como debe ser bien sabido por todo estudioso de la Biblia, en los primeros nueve capítulos, más allá de la sabiduría en sí, la tónica general apunta a una persona – a Cristo, la sabiduría personificada. Y todo el inmenso caudal que contienen, con muchos agregados importantes en el resto del libro, nos impresionaron de tal forma, que lo  tuvimos muy claro que ése debía ser el tema de nuestra siguiente obra.
Así, invocando la inspiración del Espíritu de vida para un trazado certero y correcto de tantas verdades y principios que se nos presentan, como así también para un desgranar claro y limpio de amonestaciones y advertencias, y de fieles y preciosas promesas, nos damos con gusto a esta nueva tarea.
Lo hacemos con profunda gratitud y temor reverencial, acompañando nuestras labores con la habitual oración de que, por la providencia divina, el libro caiga en las manos de lectores ávidos de progreso espiritual, y les sea de verdadero provecho y estímulo.
Sólo cabe agregar que, de ser así, al igual que los anteriores, habrá de ofrecerse a un precio mínimo, que lo ponga prácticamente al alcance de todo bolsillo. Con la aclaración de que, por la venta del mismo, no derivamos ningún beneficio personal, sino que cuanto se recaude se habrá de destinar a la obra del Señor, según Él nos indique.

SE PODRÁ ADVERTIR QUE ALGUNOS MENSAJES ESTÁN REPETIDOS CON EL MISMO TÍTULO Y EL AGREGADO BIS.

ESTO ES PORQUE, SI BIEN EL HILO CONDUCTOR ES EL MISMO, EN EL NUEVO HAY IMPORTANTES PUNTOS ADICIONALES QUE CONCEPTUAMOS PUEDEN SER DE UTILIDAD Y EDFIFICACIÓN.